Seleccionar la parte del texto que deseas aclarar
Step 1 - N° 13

Sexto Sentido – Te pertenece desde siempre, sòlo tienes que reconocerlo (parte 1)

Página 1 de 5

El sexto sentido nos pertenece desde siempre, pero nunca nos ha sido explicado en la escuela o por nuestros padres, por lo tanto, nos parece algo desconocido. En verdad, siempre hemos sabido que lo tenemos dentro de nosotros, aunque lo hemos definido con diferentes nombres. Puedes llamarlo sensación, percepción, sensibilidad, premonición o como estás más acostumbrado a definirlo: todos sabemos que hay un sensor dentro de nosotros que a veces nos advierte de un evento o nos hace sentir extraños para avisarnos que algo está mal. No es algo que puedas describir con palabras, porque de hecho nadie te lo ha explicado antes. Sin embargo, en el fondo sabes que cuando percibes esa sensación sólo significa una cosa. Cada uno podría percibirlo de manera distinta, porque hay quienes sienten una sensación en el pecho o quienes tienen una especie de flash en su mente, pero el hecho es que cuando sucede sabes que no es un error, sabes que no es fantasía. Es algo que te advierte de una situación que está ocurriendo o que sucederá en breve. Puedes definirlo como quieras, pero este es el Sexto sentido. Algunas personas se dan cuenta de esto desde pequeños, porque tal vez tuvieron sueños premonitorios o eran capaces de percibir lo que otra persona iba a decir, mucho antes de que lo dijera. En cambio, otras personas lo notan cuando son adolescentes y otras lo entienden en la edad adulta. No importa cuando te des cuenta de ello, porque el Sexto sentido siempre te ha pertenecido. ¿Sabes cuando se habla de clarividencia, o premonición, es decir la capacidad de saber algo que está a punto de ocurrir o que sucederá en un futuro lejano, mucho antes de que pase? ¿O la capacidad de percibir lo que otros van a decir antes de que lo digan, como una forma de telepatía? ¿O esa capacidad de percibir si alguien te está mintiendo o te está ocultando algo, incluso si estáis hablando por chat y no tienes forma de ver su rostro para observar sus movimientos y su lenguaje corporal? Estas son solamente muestras del Sexto sentido.

Hoy vemos el mundo dividido en dos partes, porque por un lado hay quienes no creen en el sexto sentido y en sus diversas ramificaciones, por otro lado, encontramos a quienes dicen que siempre han tenido el sexto sentido desarrollado. Sin embargo, ambas partes desconocen lo increíblemente avanzado que es en realidad el sexto sentido, que no se limita a un sueño premonitorio o a una extraña sensación que durante la noche te advierte de algo. El Sexto sentido siempre nos ha pertenecido, ya que es parte de nuestra Conciencia, es un sentido que nace con nosotros. Al igual que todos los demás sentidos, no se presenta como algo anormal en nuestra vida, sino que es tan normal que ni siquiera nos damos cuenta de que lo tenemos. Por eso, creemos que las únicas personas que poseen el sexto sentido son solamente aquellas que viven experiencias más “fuertes” que las nuestras, como por ejemplo quienes sueñan un hecho que después de poco tiempo se realiza con alta precisión, o quienes perciben continuamente la presencia de entidades. De este modo, si nunca hemos tenido un sueño premonitorio o visto una entidad, creemos que el sexto sentido es algo que no nos pertenece o que no nos interesa. En verdad, el sexto sentido no es sólo esto, sino el conjunto de todas las capacidades sensoriales unidas. Solamente porque algunas personas crecen con una percepción sensorial ligeramente más activa, se cree que estas tienen el sexto sentido, mientras que todas las demás no. La verdad es mucho más compleja, pero también positiva. Quién sabe cuántas veces en tu vida has tenido señales de tener el sexto sentido, pero no los has notado en lo más mínimo, ya que es algo que te pertenece y siempre ha sido normal usarlo. Por ejemplo, tu habilidad más visible podría ser la de percibir si la persona que acabas de conocer es una buena persona o si podría hacerte daño en un futuro. No se trata de apariencia, sino de experiencia: de hecho, no juzgas su aspecto, sino que sientes dentro de ti que esa persona, aunque guapa y simpática con todo el mundo, está ocultando algo que te traerá serios problemas si la dejas entrar en tu vida. Lo sabes porque todas las veces en las que sentiste esa sensación, tenías razón y la experiencia de muchas situaciones similares te llevaron a comprender de inmediato cuándo esa sensación es correcta y hay que escucharla en ese mismo instante, o cuándo es solamente una impresión. Esto es una muestra de lo que es el sexto sentido.

Página 2 de 5

O bien, podrías tener una habilidad completamente diferente. De hecho, es posible que te hayas equivocado muchísimas veces en tu primera impresión de los demás, por lo que has dejado entrar en tu vida a gente muy equivocada, sin darte cuenta hasta que te causaron serios problemas. Esto podría hacerte creer que no tienes ni una pizca de sexto sentido; y hacia esa facultad es cierto. Aun así, podrías tener una predisposición a percibir otros eventos en un contexto completamente distinto. Por ejemplo, cuando vas a un lugar específico, como a un bar, podrías saber de antemano que allí te cruzarás con una persona con la que no habías concertado ninguna cita ni había razón alguna para reuniros en ese sitio. Sin embargo, en tu mente, percibes de forma natural que hoy te vas a encontrar justamente a esa persona y, de hecho, cuando la veas en el bar te parecerá algo completamente normal. Nadie te dijo que ella estaría allí, además, ese no es un lugar que frecuenta, pero tú ya sabías que la ibas a encontrar allí mismo. Quién sabe cuántas veces pensaste en una persona que no habías visto en mucho tiempo, y justo aparece delante de ti mientras caminas o vas de compras. Quién sabe cuántas veces pensaste en llamar a una persona, con la que no sueles hablar a menudo, pero justo cuando coges el teléfono comienza a sonar, porque en ese mismo instante esa persona decidió llamarte. Puedes seguir llamándolas coincidencias para toda la vida, o puedes darte cuenta de que existe el sexto sentido. El sexto sentido es un órgano de tu Conciencia, por lo tanto, todos lo tienen, pero no todos lo descubren de la misma manera: de hecho, puede presentarse de una manera diferente a cada uno de nosotros. El sexto sentido es tan normal que no hay un interruptor para encenderlo o apagarlo y no te advierte cuando está a punto de ofrecerte una visión o percepción porque simplemente lo hace, al igual que tus oídos no te advierten cuando están a punto de oír algo: simplemente escuchan.

El sexto sentido, a veces, puede aparecer de una manera más pronunciada, como en el caso de los sueños premonitorios, lo que hace que la persona sospeche de poseer un sentido adicional, además de los 5 sentidos más comunes que se estudian en la escuela. Si predices encontrar a una persona en el bar o en otro lugar, no te asustas de tu previsión, porque al contrario ignorarás lo que acaba de pasar y fingirás que todo sigue igual; lo niegas a ti mismo. En cambio, cuando te sucede algo más destacado, como tener un sueño premonitorio muy detallado, y el mismo día o al día siguiente revives exactamente la misma situación en la realidad, esto te hace estar más alerta, ya que predecir el futuro puede asustar a muchas personas que temen tener “algún problema”. Hay habilidades del sexto sentido que son más pronunciadas o más evidentes que otras, y esto sugiere que algunas personas tienen el sexto sentido y otras no. En verdad, todos lo tienen, incluso los escépticos, pero hay quienes lo notan y quienes, por miedo a lo desconocido, prefieren negar la evidencia y convencerse de que es una gran sucesión de coincidencias y sugestiones masivas. Claro, predecir un accidente de coche de otra persona, o ver a distancia – con absoluta certeza – dónde está la otra persona y qué está haciendo en este momento – ¡confirmado por ella misma! – es solamente una sugestión, ¿verdad? Pura fantasía; de hecho, la otra persona que lo confirmó todo también se lo ha imaginado. ¿No es así? Seamos realistas: cuando queremos negar la evidencia, somos capaces de inventar cualquier cosa, incluso excusas más absurdas que las facultades sensoriales. Por lo tanto, puedes fingir que son todas fantasías, o puedes darte cuenta de que el sexto sentido es la cosa más normal del mundo, porque siempre te ha pertenecido, al igual que cada órgano de tu cuerpo. Todas las habilidades extrasensoriales forman parte del sexto sentido. Cuando hablamos de telepatía, o de premonición, o de saber ver a distancia, estamos describiendo distintas habilidades que proceden todas del mismo Sexto sentido. Podemos comparar el sexto sentido con la audición: hay quienes son muy buenos en reconocer cada sonido que escuchan e identificarlo con una nota musical, y quienes oyen solamente una masa de sonidos como si fuera un gran ruido. En verdad, en ambos casos las personas están utilizando sus oídos para escuchar, pero las primeras se han entrenado para reconocer los sonidos, mientras que las segundas escuchan sin entender lo que están oyendo, hasta estar casi molestas por ello.

Página 3 de 5

Tanto si escuchas el canto de los pájaros como si escuchas el ruido del bus que pasa frente a tu casa, estás utilizando tu audición para oír ambos sonidos, aunque sean muy diferentes entre sí. El sexto sentido es un poco lo mismo: tanto si predices encontrar a una persona como si percibes las palabras que está a punto de pronunciar, estás utilizando el sexto sentido en ambos casos. Tomando el ejemplo de la audición, no todos tenemos el “oído musical” capaz de identificar las notas musicales de cada canción. ¿Pero esto se debe a la ausencia de audición en todos los demás? Por supuesto que no; sólo depende del entrenamiento. Un músico entrena para aprender a reconocer las notas, mientras que los demás – que no son músicos – no entrenan. Es por eso que la gran mayoría no es capaz de captar todos los matices de la música, o de distinguir un instrumento musical de otro, sino que se limitan a escuchar una sola melodía en general. Con el sexto sentido funciona de la misma manera: si no está entrenado es muy débil y no consigue reconocer lo que sucede a tu alrededor, pero si está entrenado – como el oído musical – comienzas a reconocer lo que otros no ven, no oyen y no perciben, teniendo así una ventaja para vivir mejor tu vida. El oído musical podría no interesarte si no tienes intención de ser músico, sin embargo, la audición te interesa incluso si no te gusta escuchar música.

Al igual que el oído, o la vista, el sexto sentido también tiene múltiples niveles de habilidad. La vista difiere no sólo en la graduación que tienes en cada ojo, sino también en la “capacidad de observación”. Por ejemplo, podrías ser una de esas personas que llevan gafas porque tienen muchas dioptrías, pero cuando las tienes puestas y caminas por la calle o vas a algún lado, ves muchísimos detalles a tu alrededor. Además, reconoces de inmediato si hay un amigo o colega en la multitud que te rodea. O bien, podrías ser una de esas personas que poseen 10/10, es decir que tienen una vista perfecta, pero a pesar de esto, cuando caminas por la calle no reconoces a alguien ni siquiera si se detiene a un metro de distancia para saludarte, pareces más ciego que un ciego. Esto es porque para ver no es importante sólo la graduación de la vista, sino también tu capacidad de saber mirar a tu alrededor, ¡en lugar de caminar como si tuvieras los ojos vendados! Al igual que con el sexto sentido, podrías tener una vista perfecta, la graduación más alta, pero aun así no ver nada de tu entorno, hasta el punto de que una persona con 3/10 ve mejor que tú. Por eso, aunque todos poseen el sexto sentido, son muchas menos las personas que parecen tenerlo realmente.

Entonces, la verdadera pregunta que debemos hacernos no es por qué algunas personas tienen el sexto sentido y otras no, sino por qué algunas personas se dan cuenta de que lo tienen desde una edad temprana, y otras aún no lo entienden siendo adultos. Ante todo, la primera razón son los hábitos, es decir, el contexto en el que has crecido y los hábitos que tuviste o que debiste tener. Vamos a poner algunos pequeños ejemplos. Un niño criado en una casa encantada por entidades tiene más probabilidades de crecer con la capacidad de percibir estas presencias, o incluso de verlas, que otra persona que nació y creció en un hogar donde nunca ocurrieron los llamados eventos “paranormales”. Aunque todos poseemos esa habilidad dentro de nosotros, hay quienes la entrenaron desde pequeños (queriendo o viéndose obligados de alguna manera) y quienes no, por eso hay adultos capaces de sentir e incluso ver entidades, y otros no. Otro ejemplo es un niño criado en un contexto muy pacífico, mimado y tranquilo, por una familia amorosa, en un entorno estable. Todo esto ha llevado al niño a nunca ponerse a la defensiva, por lo que creció en su zona de confort y puede que se haya hecho mayor sin darse cuenta de tener habilidades sensoriales, porque todo lo que necesitaba ya estaba allí.

Página 4 de 5

Un niño criado en un contexto un poco más complejo, que no necesariamente tiene que implicar una familia violenta, sino también puede ser una situación un poco más difícil de enfrentar – independientemente de si proviene desde el interior (problemas familiares) o el exterior (problemas en el colegio, acoso escolar, etc.) – es más probable que se haya sentido inclinado a buscar una solución a sus problemas, incluso inconscientemente, hasta el punto de activar algo en su inconsciente que lo abrió a uno o más facultades del sexto sentido. Por ejemplo, con el tiempo podría haber aprendido a prevenir dónde estaban los problemas, como saber que al girar hacia esa precisa calle encontraría a los matones que lo molestarían y así sabría que tiene que cambiar camino para evitar verlos. O bien podría haber comenzado a soñar con el futuro, descubriendo anteriormente que sucederá al día siguiente y así evitar cometer ese error que le haría quedar en ridículo frente a sus compañeros o evitar un examen oral en la escuela. Son pequeñas señales, si lo pensamos ahora, pero cuando estás en esas situaciones son percepciones sensoriales de gran ayuda, porque evitan problemas que a esa edad pueden parecer muy graves.

Por lo tanto, descubrir la existencia del sexto sentido desde más o menos jóvenes depende mucho de los hábitos y del contexto en el que hemos crecido. Sin duda, el error más grave en el que se puede caer es pensar que si el sexto sentido no se desarrolla desde la infancia, entonces nunca podrá desarrollarse, como si existiera la posibilidad de que al convertirte en adulto pierdas ese órgano mental. En verdad, el sexto sentido te acompañará hasta tu último día de vida, porque pertenece a tu Conciencia y no puedes perderlo por ningún motivo. Ciertamente, podrías aumentar sus facultades prestándole más atención, o disminuir sus facultades si sigues ignorándole, pero es algo que siempre te va a pertenecer. La única diferencia que podríamos considerar una gran ayuda es que, si estamos acostumbrados desde pequeños a ser conscientes de poseer el sexto sentido, es más fácil siendo adultos acercarnos a sus diferentes facultades, porque nos daríamos cuenta de que es todo natural: es un músculo que necesita ser entrenado. En cambio, empezar cuando ya eres adulto puede resultarte más preocupante, porque no estás acostumbrado a sus habilidades, como predecir el futuro o percibir lo que alguien está a punto de decirte; ¡por lo que todo esto podría asustarte! El miedo es un gran obstáculo porque, aun sabiendo dentro de ti que el sexto sentido es la cosa más normal del mundo, puede llegar a impedirte seguir un camino evolutivo. Tener más miedo una vez adultos es algo que ocurre y que limita mucho el sexto sentido. No hay diferencia o imposibilidad para que un adulto desarrolle su sexto sentido, aunque no haya empezado desde niño, si no fuera por el miedo. Tienes que darte cuenta de que no tienes que temer algo que siempre te ha pertenecido. De hecho, seamos claros: ¿qué pretendes? Si no has comenzado desde la infancia, ¿qué te importa? ¿Realmente quieres pensar que no puedes hacer nada por tu presente y por tu futuro, si no has empezado a hacerlo desde pequeño?

Por lo tanto, es muy importante que comprendas que el sexto sentido es un músculo que puedes desarrollar, aunque empieces a hacerlo cuando ya eres un adulto; ¡él no se ha muerto mientras tanto! Además, uno también debe ser consciente de que el sexto sentido es el conjunto de muchísimas capacidades sensoriales y no el sinónimo de una sola facultad. De hecho, muchas personas hablan de sí mismas como si hubieran desarrollado todo su sexto sentido desde que eran pequeñas. Esto se debe a que ni siquiera saben que no tienen realmente todo el sexto sentido desarrollado – con razón, porque desconocen lo que es realmente – sino sólo una muestra de cierta habilidad. Intenta pensar por un momento en la capacidad de ver las Auras, o en la Visión Remota, o en la Premonición, o en la Telepatía. Todas estas facultades pertenecen al sexto sentido, sin embargo, cada una de ellas es muy diferente de todas las otras aquí citadas. Aquellos que no están familiarizados con las inmensas capacidades del sexto sentido, podrían pensar que todas estas facultades están separadas entre sí, como si fueran distintos “sentidos”. En realidad, todas estas son parte del mismo conjunto y, por lo tanto, del mismo músculo, llamado Sexto Sentido.

Página 5 de 5

Si queremos ser precisos, decir que “tenemos el sexto sentido desarrollado desde pequeños” está mal dicho, porque no tienes todas estas facultades desarrolladas al mismo nivel: es posible que hayas tenido unas muestras importantes de algunas habilidades, como podría ser la premonición, pero ni siquiera conoces todas las demás. Podrías haber vivido muchas experiencias de premonición, pero sin nunca haber visto un aura en tu vida, antes de conocer esta Academia. ¡Esto no significa que tengas una sola habilidad del sexto sentido, porque las tienes todas! Lo único que, durante tu vida, has experimentado solamente una o algunas de ellas, porque el contexto y los hábitos que has vivido te han llevado a experimentar sólo esas y, por lo tanto, no te has interesado en descubrir también todas las demás.

El sexto sentido es mucho más, de hecho, puedes decidir si evolucionar las habilidades que ya conoces a niveles mucho más altos, para que tengas un total dominio de tu facultad favorita, y también puedes descubrir la existencia de muchas otras facultades, que no conocías antes. De momento es normal creer que solamente quieres desarrollar tu facultad favorita: ¡porque sólo conoces esa, entonces es normal que sea tu favorita! Pero si pudieras abrir tu mente y elegir tan solo tratar de comprender la utilidad de todas las otras facultades que existen, seguro que no te quedarías en tu zona de confort y que decidirías probar también las demás. Tu sexto sentido tiene todas las habilidades, incluso aquellas de las que nunca has oído hablar antes, por lo que sería realmente una pena si no lo usaras del todo. A través de este camino, te acompañaré a conocer todas las facultades que pertenecen a tu sexto sentido, para que puedas descubrir la inmensidad de lo que podrías llegar a realizar, si decides hacerlo. Después de eso, te enseñaré las técnicas para desarrollar cada una de ellas, a niveles cada vez más altos y menos conocidos por el resto de las personas. Tú decidirás cuándo y… si realmente quieres detenerte, porque si comienzas a entender el valor de lo que tienes dentro de tu cabeza, en mi opinión, nunca podrás dejar de querer conocerlo siempre más. No importa en qué nivel te encuentres ahora, o en qué nivel crees encontrarte, porque te aseguro que este es solamente el comienzo de tu verdadero camino evolutivo.

Fin de página 5 de 5  Si te gustó el artículo, comenta aquí debajo describiendo tus sensaciones al leer o practicar la técnica propuesta.

 

Este documento es la traducción del artículo original del sitio web Accademia di Coscienza Dimensionale: https://www.accademiadicoscienzadimensionale.com/archives/16173

Este documento es propiedad de https://www.accademiadicoscienzadimensionale.com/. Todos los derechos están reservados, se prohíbe cualquier uso no autorizado, total o parcial, de los contenidos presentes en este portal, incluido el almacenamiento, reproducción, reprocesamiento, divulgación o distribución de los contenidos mismos a través de cualquier plataforma tecnológica, soporte o red telemática, sin previa autorización escrita por parte de Academia de Conciencia Dimensional, A.C.D. Cualquier violación será procesada mediante acciones legales. ©

2597 comentarios
  • ant777 - 17:29 20/02/24

    Sì, effettivamente mi è capitato di prevedere fatti che poi si sono avverati o di pronunciare qualcosa prima che la persona vicino a me lo facesse. Ero ancora una bambina. Poi, questa facoltà si è nascosta dietro qualche paura...

  • Rositarose - 10:45 20/02/24

    Buongiorno ho una vocina interiore ed ho sempre pensato fosse il mio sesto senso. Lascio che mi parli, cerco di ascoltarla sempre, mi indica la via e fa si che io fluisca col "tutto". Sono molto grata di sentire "sentire" poiché sono certa che mi indica sempre ciò che è meglio. Sogni, flash, sensazioni ect.. accolgo tutto, poiché tutto fa parte di me. Grazie 🙏

  • tozza - 22:22 19/02/24

    Mi ha sempre incuriosito il sesto senso e tutte le possibilità che esso offre. Ho sempre avuto esperienze lievi, come intuire le intenzioni di uno sconosciuto o prevedere il risultato futuro di una scelta; ma mai nulla di veramente sorprendente, come un sogno premonitore. Non ho mai avuto reale bisogno di queste abilità, quindi ammetto di non essermi mai realmente applicato, ma non mi dispiacerebbe migliorare e avere un assaggio delle loro reali capacità.

  • miky79 - 11:39 19/02/24

    Meraviglioso articolo e molto motivante io pensavo di non possedere affatto il sesto senso ma l'articolo mi ha chiarito tanti dubbi ad esempio io sono sempre stata capace di capire a priori se una persona appena conosciuta avrebbe portato un esperienza positiva o negativa nella mia vita ma non pensavo affatto fosse una capacità del sesto grazie grazie

  • MASSIMILIANO.OLIVERI - 16:52 16/02/24

    Buon giorno a tutti Voi, considerando quanto ho letto, quando ero ragazzo, spesso e volentieri,mi capitava di sentire certe cose,come per es,il fatto di aver dormito una notte in una Stanza del locale dove lavorava mio zio come Gestore del locale,e aver avvertito un certo freddo particolare, non comune e aver la sensazione che stesse succedendo qualcosa che non riuscivo a spiegarmi.Il mattino seguente dissi a mio zio della strana Sensazione vissuta e lui mi disse che in quella stanza era morto di morte naturale il figlio del gestore precedente.Altre volte sapevo cosa poteva succermi durante il corso della giornata e,ogni tanto è successo,e qualche volta è successo di aver dato risposta o più risposte al mio interlocutore,prima ancora che mi facesse la domanda.Ma poi tutto ciò è andato ad affievolirsi, non perché il sesto senso sparisce ma perché ho compreso che ci vuole pratica e costanza, impegno e tanta pazienza,per capire che tutto ciò,il così detto paranormale ci appartiene da sempre e che le religioni e la società, ci vogliono schiavi addormentati per poterci meglio manipolare e di conseguenza gestire. Grazie per il documento/articolo, fa riflettere molto.

  • jedi70 - 12:38 16/02/24

    Diciamo quindi che il sesto senso è l'insieme di tutte le capacità che noi chiamiamo paranormali ma che in realtà sono più che normali in quanto fanno parte di noi e ci appartengono da sempre. Chiaramente per poterne usufruire bisogna allenarle, bisogna meditare e fare le tecniche. Per quanto mi riguarda ho sempre limitato il concetto del sesto senso a una sorta di preveggenza, quella sorta di intuito, di sensazioni che se ascoltate, ti evitano situazioni fastidiose, ti allertano nei confronti di persone nocive etc. Invece se, ripeto, non ho capito male, è l'insieme di tante abilità sensitive come telepatia, telecinesi e simili, vedere l'aura, l'energia che ci circonda e simili . Già per questo posso solo ringraziare per aver chiarito questo punto, anche io rientro nella categoria che pensava di avere un buon sesto senso solo per determinate percezioni riguardo a luoghi e persone: per fare un esempio, quando vado in un posto e sento come un senso di oppressione, qualcosa che magari non so descrivere subito e a parole, ma dentro di me sento che c'è qualcosa di brutto e pesante. Oppure quando conosco una persona, anche se lì magari mi faccio influenzare da piccoli aspetti come la stretta di mano: se debole, ad esempio, mi accende i campanelli di allarme, ma cerco sempre di andarci piano, perché chissà, magari quella persona si è allenata tutto il giorno e ora è stanca, oppure a prescindere non è in una condizione fisica ottimale è pertanto la sua presa non è forte, cosa che invece mi trasmette sempre un senso di positività... ecco, anche in questo caso potrebbe valere il contrario, se sto avendo a che fare con qualcuno di oscuro ma riposato o che sa camuffare bene le sue intenzioni. A volte mi chiedo se non sia influenzato da queste idee, però se cerco di far zittire tutto quanto nella mia testa, sento lo stomaco che si contrae, quel dolore che mi mette in allerta, allora so già di non essermi sbagliato. Ecco io ho sempre pensato che il sesto senso fosse questo, quindi ben venga che invece riguardi tutta u a serie di altre capacità: mi è ben chiaro che per svilupparle ci voglia pratica e impegno, e infatti almeno per queste capacità che per ora ritengo naturali, sono curioso di vedere tra qualche mese se avrò fatto progressi: sapere certamente se di una persona ci si può fidare o meno, ad esempio, penso possa essere un grande incremento positivo nella propria vita: quante perdite di tempo evitate, quante delusioni soprattutto!! Detto questo, sono curioso e interssato anche a tutte le altre, che fino ad oggi ho sempre considerato prerogativa di chi con certe doti ci è nato, ma come detto nell'articolo, in realtà si possono tranquillamente allenare e sviluppare. Ottimo articolo, davvero motivante!

  • lorenzolo - 22:02 15/02/24

    Ad essere sincero non ricordo di aver avuto assaggi del sesto senso, o se li ho avuti probabilmente non sapevo di cosa si trattassero. Per fortuna si può sviluppare ed evolvere e scoprire le diverse facoltà. Ora che ci penso l’altro pomeriggio, stavo portando il mio cane, e ho visto un signore, anche lui con il cane, e un attimo prima che ci avvicinassero ho sentito che avrei avuto una conversazione con questo signore e così è stato. Magari è stato sesto senso o magari semplice interazione umana, chi lo sa.

  • Salvo - 13:30 12/02/24

    Ormai non so se avere paura o abitudine, non scherzo, flash di persone che non vedo da anni e me li ritrovo davanti a tal punto che quando ho i flash già so di vedere quella persona da li a qualche secondo, ancor più strane i flash di indecisione che mi vengono come seconda opzione ma se li intraprendo succede qualcosa di sgradevole..... esempio senza alcun motivo decido mi viene il flash di prendere un'altra percorso con l'auto ed ho un incidente, quasi sempre è la seconda opzione errata o che mi mette in situazioni sgradevoli...... altri ancora flash di elogiare qualcosa o qualcuno e dopo qualche ora si rompe o succede qualcosa di sgradevole..... ripeto non sono casi sporadici ma sempre quando ho un flash tant'è che ormai ho fatto quasi l'abitudine, anche stamani mentre guidavo non so il motivo ne il perchè ho avuto un flash dello stop posteriore che ne ho uno di scorta nel garage, poco fa sono uscito dall'ufficio e nel parcheggio trovo la macchina tamponata con lo stop sx rotto.... proprio quello del flash

  • Martina - 23:25 08/02/24

    Rileggere questo documento mi ha riportato a pensare ad alcune cose… innanzitutto confermo che anche a me sono successe delle cose nel corso della mia vita che mi hanno sempre stranita, proprio perché non le ritenevo coincidenze: sensazioni verso le persone o verso qualcosa che stava per accadere e, proprio adesso che ho riletto questo documento, anche alla percezione forse di entità o di energie anche negative… ma anche positive! É veramente interessante poter avere accesso a questi ricordi con un punto di vista diverso e finalmente spiegabile! É proprio vero che rileggere i documenti serve tanto! Adesso la mia intenzione é andare sempre più a fondo e comprendere il come io riesca a percepire certe cose e anche riuscire a farlo con volontà! Le facoltà psichiche mi interessano tutte, davvero tanto! Grazie!!

  • SerenaP - 13:17 07/02/24

    Molto interessante scoprire l'esistenza delle diverse capacità del sesto senso. Da bambina l'avevo appena intuito. E sapere che si può allenare è davvero meraviglioso 🤩

  • anlura - 07:40 03/02/24

    Di questo argomento qualcosa ne sò,soprattutto da bambino . Mi riconosco nella parte dove si parla di evitare incontri sgraditi per esempio a scuola , o anche da adulto per evitare posti le pattuglie e di conseguenza delle multe. Sarei molto contento di poter allenare il mio sesto senso anche in altri settori, sarebbe molto utile.

  • nike - 13:25 02/02/24

    Mi è capitato in alcune occasioni di avere una sensoria più accentuata, senza mai riconoscere quando si miracolo si poneva davanti a me. È l ora di andare in palestra direi.

  • Mattheo - 20:36 01/02/24

    Finalmente trovo chiarezza su un argomento di cui si parla molto ma in modo a volte inadeguato.. bello capire che racchiude al suo interno tante capacità e soprattutto ho apprezzato capire che non sono abilità innate solo per pochi eletti ma doti sviluppabili con allenamento.

  • druido-luce - 22:47 31/01/24

    Mi è capitato in passato di cambiare strada all'ultimo minuto e scoprire il giorno dopo di un incidente sulla strada che avrei dovuto fare se non avessi cambiato. Da giovane sapevo di ieri ti chi sarebbe stato interrogato e che voto avrebbe preso e questo si è sempre rivelato giusto.. per questo cerco sempre di ascoltare il sesto senso, anche se non sempre è facile.

  • Mixolydian - 14:52 31/01/24

    All'inizio dell'articolo ero quasi sconfortato dal fatto di non possedere quasi nessuna delle peculiarità citate e riguardanti il sesto senso nella sua interezza. Dal paragone con l'orecchio musicale, che è stato allenato per un lungo periodo al riconoscimento delle sfumature di un brano, mi sono tranquillizzato. Da musicista infatti, ho fatto caso al tempo speso a studiare ed allenare certe capacità legate all'orecchio e ad altre sfere dell'argomento...quindi spero di poter avere una guida per allenare allo stesso modo le capacità legate al sesto senso. Grazie!🙏